Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Plataforma salvaescalera vertical para proporcionar accesibilidad a nivel calle en una comunidad de vecinos

Dentro de las diferentes opciones de accesibilidad que existen en el mercado, las plataformas salvaescaleras verticales de corto recorrido son las soluciones más versátiles y funcionales que podemos utilizar para eliminar las barreras arquitectónicas que suponen las escaleras. 

Su objetivo principal es salvar desniveles en vertical para que personas con problemas de movilidad, se desplacen o no en silla de ruedas, puedan superar pequeñas alturas como las escaleras de acceso a la entrada de los portales de edificios. 

Plataforma salvaescalera vertical, ¿en qué casos se instala?

A veces, las escaleras suponen un obstáculo físico difícil de superar. Es aquí donde entran en escena las plataformas salvaescaleras verticales, que facilitan el traslado a los usuarios que no pueden subir y bajar escaleras por su propio pie, como es el caso de las personas con problemas físicos o de edad avanzada. Ahora bien, dada su gran flexibilidad, estos aparatos también sirven para subir cargas de un peso medio, como un carrito de bebé, una maleta o las bolsas de la compra. 

Actualmente, suponen una de las principales alternativas escogidas en comunidades de vecinos para salvar los escalones que van desde la entrada al portal hasta el vestíbulo donde está el ascensor. 

Las plataformas salvaescaleras verticales de Excelsior están indicadas para desniveles moderados o grandes de hasta 3 metros, uniendo incluso dos plantas, aunque no son la única alternativa. La instalación de rampas accesibles o plataformas salvaescaleras inclinadas son otras de las soluciones más demandadas. Sin embargo, en muchas ocasiones no son la mejor opción. 

La plataforma salvaescalera vertical se adapta muy bien a cualquier espacio, necesitando una obra de adaptación mínima para su colocación. Además, su estética es muy cuidada y no es necesario desplegar y plegar la plataforma salvaescalera para utilizarla. En este caso, basta con abrir la puerta y apretar el pulsador.  

Beneficios obtenidos

  • Manejo simple e intuitivo. El usuario deberá apretar el pulsador de manera continua, para subir o bajar, hasta que el elevador se detenga. Además, nuestros aparatos disponen de un acústico de llamada a planta y es posible instalar llavines en cabina y piso para conceder mayor control y seguridad. Eso por no mencionar el empleo de un mando a distancia para manejarlo fácilmente. 
  • Sistemas seguros y confortables. Las paradas se realizan sin vibraciones o saltos bruscos. En cuanto a la seguridad, incluye suelo antideslizante, alarma en caso de atrapamiento, rescatador automático por falta de suministro eléctrico, válvula paracaídas o pesacargas con señal luminosa en la propia plataforma salvaescalera.  
  • Ofrece mayores prestaciones que otros sistemas de elevación. Los salvaescaleras verticales permiten transportar objetos de uso cotidiano y las personas con problemas de movilidad pueden ir junto a sus acompañantes. 
  • Se adaptan al espacio existente, sin necesidad de obras o reformas importantes.
  • Es posible adaptarlos para su uso en el exterior.  
  • Bajo consumo energético. Nuestros elevadores verticales de corto recorrido funcionan con una conexión monofásica, cuyo consumo es semejante al de cualquier electrodoméstico. 
  • Instalación sencilla y rápida. Al disponer de fábrica propia, los elementos de nuestras plataformas vienen adaptados y premontados, sin necesidad de ejecutar grandes obras.
  • Accesibilidad universal, es decir, se adapta a todos los usuarios con movilidad reducida. 

¿Desde qué precio podemos instalar una plataforma salvaescalera vertical?

Disponemos de modelos a precios muy razonables, desde 8.000€ con una capacidad máxima de carga de 385 kg. Ahora bien, determinar el precio final irá en función de varios elementos que intervienen en su instalación, como sus dimensiones o la altura a salvar. 

La mayoría de las veces no resulta necesario hacer obras, pero si la distribución del edificio lo requiere, pueden ser necesarias algunas modificaciones para habilitar el espacio. Asimismo, también hay que prestar atención a los accesorios opcionales que pueden incluirse: brazo de seguridad, puerta baja o alta, fuelle, asiento abatible o teléfono antivandálico.

Si estás interesado, en Excelsior estudiaremos tu caso y podrás recibir en breve un presupuesto personalizado sin ningún compromiso

Nueva llamada a la acción