Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Por qué aún existen edificios sin ascensor?

En España aún existen muchos edificios sin ascensor por varias razones, que de ningún modo justifican la ausencia de esta solución de transporte entre plantas. En la actualidad, existen opciones accesibles y variadas que pueden acabar con las barreras arquitectónicas, incluso las pertenecientes a inmuebles antiguos, apostando por una accesibilidad plena. 

Obligatoriedad en la instalación de ascensores

Muchas fincas antiguas carecen de ascensor, una situación que ha de solventarse cuanto antes para evitar la falta de autonomía y libertad de muchas personas con problemas de movilidad, que no pueden subir y bajar escaleras en su día a día. 

Siempre que una persona con movilidad reducida o mayor de setenta años que viva, trabaje o preste servicios en el inmueble solicite la instalación de un ascensor o solución de accesibilidad a través de un propietario, la comunidad estará obligada a hacerlo, sin estar sujeto siquiera a votación. 

Garantizar la accesibilidad es un derecho fundamental, aunque la ley también establece un límite en el importe de las obras, que no debe exceder de las 12 cuotas mensuales habituales de la comunidad (descontadas ayudas y subvenciones). Si la reforma tiene un coste superior, la persona interesada puede asumir la diferencia o ser aprobado el coste restante por mayoría simple en junta. 

La instalación de un ascensor conlleva múltiples ventajas. No solo agiliza el tráfico y aumenta notablemente la accesibilidad para residentes y visitas, sino que revaloriza el edificio, haciendo más factible su venta de cara al futuro.  
cta-catalogo-accesibilidad-blog

¿Por qué existen edificios sin ascensor?

Como ya hemos mencionado, son varios los motivos por los que muchos edificios carecen de ascensor en España. Uno de los más extendidos se basa en el componente económico. 

Para muchas personas, esta inversión supone un coste demasiado elevado que no se pueden permitir o al menos es lo que piensan, pues la realidad es que la instalación de un ascensor resulta mucho más asequible de lo que en principio parece. 

Disfrutar de la mayor movilidad y el mayor confort en nuestro propio edificio es algo ciertamente viable. De hecho, los residentes que finalmente solicitan información al respecto, suelen sorprenderse gratamente. 

En otros casos, el problema no es tanto el aspecto económico sino el estético al pensar que un ascensor romperá la armonía del edificio. La cuestión de si quedará bien o no el elevador es algo que se plantea a menudo. Ahora bien, se ha avanzado mucho en este aspecto y actualmente es posible adoptar todo tipo de soluciones personalizadas, fácilmente adaptables al gusto del consumidor. 

De esa forma, se permiten soluciones que antes parecían inviables . Existen diferentes maneras de implantar ascensores, incluso en el caso de edificios históricos protegidos. Así, las comunidades ya no tienen excusa para facilitar la accesibilidad a los vecinos con movilidad reducida, protegidos por ley. 

¿Quiere el ascensor que mejor se adapte a sus necesidades? ¡Solicite presupuesto y le ofreceremos asesoría a su medida y sin compromiso!

Solicite presupuesto